Vacunas: por qué son necesarias para nuestra mascota

Las vacunas han demostrado salvar vidas, también en nuestros animales.
Con la llegada de una mascota a casa, o incluso antes de que llegue, solemos informarnos sobre los cuidados necesarios para mantenerla en las mejores condiciones. Entre esos cuidados mínimos, tanto la desparasitación como la vacunación son absolutamente indispensables.
Muchas de las enfermedades parasitarias e infecciosas que afectan a nuestras mascotas, como la parvovirosis canina, tienen consecuencias graves. Por este motivo, mantener un tratamiento antiparasitario y un calendario vacunal al día, debe ser prioritario para cualquier propietario.
vacunas perro y gato
La vacunación es indispensable tanto para los perros como para los gatos.
¿Pero, por qué es necesaria la vacunación?
Existen múltiples enfermedades causadas por agentes infecciosos (virus y bacterias, mayoritariamente), que están presentes en el medio ambiente, o que son portados por otros perros y gatos que no reciben un control adecuado.
Frente a estos agentes, las vacunas han demostrado ser muy eficaces para su prevención y control, ya desde hace bastantes siglos. Enfermedades que a principios del siglo XX causaban estragos a gran parte de la humanidad, hoy están siendo controladas o incluso erradicadas, como es el caso de la viruela.
De igual manera, la generalización de las vacunas en la medicina veterinaria, ha permitido controlar el impacto y la mortalidad de enfermedades del ganado, las mascotas domésticas, o incluso de la fauna salvaje.
Vacunando a tu mascota la proteges frente a enfermedades que pueden ser mortales o tener consecuencias muy graves para su salud. Tomando de nuevo como ejemplo la parvovirosis canina, esta enfermedad puede ser fatal si tu perro no está vacunado. La alta mortalidad que alcanza esta enfermedad, que cursa con diarreas sanguinolentas impactantes, puede alcanzar el 90% de los casos si no se aplica tratamiento.
En definitiva, la vacunación se relaciona con un aumento en la esperanza de vida, y no sólo en los animales. En este sentido, es importante saber que controlando muchas enfermedades infecciosas en los animales, se ha logrado controlar su extensión hacia los humanos. Esta es una importante labor del colectivo veterinario: controlar y ayudar a erradicar aquellas enfermedades que se transmiten al hombre, o lo que es lo mismo, las que son zoonóticas. Una historia de éxito en este sentido es la rabia, transmitida por la mordedura de algunos animales, y que en muchas regiones ha sido erradicada. Vacunando y salvando la vida de muchos animales, se ha salvado de manera indirecta la de mucha gente. La rabia, como la parvovirosis y otras enfermedades, serán más adelante protagonistas de algunas de las entradas de nuestros consejos.
¿Cómo funcionan las vacunas?
Las vacunas actúan haciendo que nuestros organismos generen sus propias defensas frente a la enfermedad. Tras su administración se activa una serie de etapas en el sistema inmune, que harán a ciertas células reconocer a ese agente infeccioso cuando aparezca en el futuro, activando una respuesta inmune, que crea anticuerpos frente a él.
Cuando aparezca el agente infeccioso, esta respuesta inmune actuará protegiéndonos y evitando que enfermemos. Para ello, las vacunas son aplicadas en diferentes formas y con una periodicidad específica, ya que hay de muchos tipos y frente a muchos agentes infecciosos. En su interior llevan una fracción muy pequeña de estos agentes que es la que estimula la respuesta del sistema inmune.
Hay vacunas que se aplican por la vía nasal, o inyectadas, así como hay vacunas para un solo agente infeccioso o frente a varios, o incluso frente a subtipos de un mismo agente… Las vacunas son muy complejas, y resulta evidente que detrás de cada una hay un gran esfuerzo para su desarrollo.
Cuando llegan a la consulta, las vacunas son seguras y bien toleradas en general por los animales. Si bien, es verdad que pueden darse algunas reacciones adversas en ciertos casos, como que algunas mascotas estén más ‘cansadas’ después de recibirla, por ejemplo.
Qué vacunas tiene que tener tu mascota.
Los planes de vacunación varían según la especie y la edad del animal, además de por la región geográfica. Siempre es tu veterinario quien debe indicarte qué pauta se debe seguir.
Centrándonos en el perro y el gato, los organismos veterinarios de referencia establecen que existe una serie de vacunas consideradas esenciales. Estas son las que, independientemente de las circunstancias o ubicación geográfica, deben recibir todos los perros y gatos. Su función es la de proteger a los animales de enfermedades graves, potencialmente mortales y de distribución mundial. Para el perro son las que lo protegen frente al virus del moquillo (distemper) canino (CDV), adenovirus canino (CAV) y parvovirus canino tipo 2 (CPV-2). Las vacunas esenciales en el caso de los gatos, son las que protegen frente al parvovirus felino (FPV), calicivirus felino (FCV) y herpesvirus felino-1 (FHV-1). Además, la vacunación para la rabia entraría en este grupo de esenciales para ambas especies, en aquellas zonas donde la enfermedad es endémica.
A su vez existe otro grupo de vacunas no esenciales, que son las que se aplican sólo en aquellos animales cuya región, entorno local o estilo de vida, les hace proclives a contraer infecciones específicas. Entre las no esenciales estarían, por ejemplo, las vacunas frente a la leptospirosis,‘tos de las perreras’, o frente al virus de inmunodeficiencia felina (FIV).
Dentro de un mismo país pueden existir variaciones en los protocolos de vacunación. Por tanto, de cara a establecer un calendario vacunal adaptado a las necesidades de tu mascota, o frente a un próximo viaje con ella a otras regiones, te recomendamos que visites a tu veterinario de confianza para que te asesore. Él es el profesional adecuado para aconsejarte sobre el programa vacunal idóneo para tu mascota. Si lo deseas, también puedes encontrar el centro veterinario más cercano a la localización que desees en nuestro buscador.

 

Para saber más:
– Para las primeras etapas de tu cachorro, ‘Ahora que ya tienes tu cachorro’, del  Dr. Ian Dunbar. La vacunación es clave en esta fase, tanto como lo son unas buenas socialización y educación.
– Enemigos microscópicos: Virus, bacterias y vacunas (Descubrir la ciencia nº 15), Salvador Macip. Para entender el funcionamiento de las vacunas.
En defensa de las vacunas: Protege la salud de tu hijo. Sobre las vacunas en bebés.

REFERENCIAS

S Cleaveland, K Hampson. ‘Rabies elimination research: juxtaposing optimism, pragmatism and realism’. Proceedings of The Royal Society B. 2017

J Zinsstag, M Lechenne, M Laager, R Mindekem, S Naïssengar, y col. ‘Vaccination of dogs in an African city interrupts rabies transmission and reduces human exposure. Science Translational Medicine. 2017

RA Squires. Vaccines in Shelters and Group Settings. Veterinary Clinics: Small Animal Practice. 2017

MJ Day, MC Horzinek, RD Schultz, RA Squires. ‘Guidelines for the vaccination of dogs and cats’. Compiled by the Vaccination Guidelines Group (VGG) of the World Small Animal Veterinary Association (WSAVA). Journal of Small Animal Practice. 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *