El loro gris africano o yaco

El loro gris debido a su capacidad para imitar palabras y las relaciones que estable con sus propietarios, se ha convertido en uno de los loros más populares como mascota
Nombre común: loro gris africano y loro gris de cola roja. También se le conoce como “yaco”, nombre que le dieron los marineros portugueses.
Nombre científico: Psittacus ntrerithacusConsta a su vez de tres subespecies; Psittacus erithacus erithacus (cola roja), Psittacus erithacus timneb (cola de vinagre) y Psittacus erithacus princeps (islas S. Tomé y Príncipe). La especie más apreciada y que podemos encontrar en más hogares como animal de compañía, es el loro gris de cola roja.
Distribución: África ecuatorial (el de cola roja) formando grandes bandadas. Habita las frondosas selvas ecuatoriales con masas de agua cercanas.
loro gris ejercitando
Loro gris ejercitando el vuelo
Hábitos y comportamiento
El loro gris es un ave de gran inteligencia, evidenciándose esta en la capacidad de imitar cualquier sonido y en las relaciones jerárquicas que establece. Es un animal muy activo que dedica buena parte de su tiempo a jugar, trepar y emitir sonidos.
En su hábitat natural, los loros grises establecen una fuerte relación jerárquica la cual evoluciona constantemente. En cada bandada existe un miembro dominante o líder. En los hogares, sus propietarios pasarían a formar parte de su grupo y, en el caso de que el loro no pueda identificar al líder entre los miembros de su nueva familia, él mismo y de forma natural se perfilará como líder.
Gracias a los resultados de los estudios realizados por la Dra. Irene Maxine Pepperberg, se conocen las capacidades y virtudes del loro gris. La inteligencia del yaco es equiparable con la de un delfín o un niño de 3 y 5 años. Por el contrario, a nivel emocional actúan como un niño de 2 años. Producto de su inteligencia y de ser emocionalmente sensible, el carácter de esta ave puede mostrarse en ocasiones bastante complejo. Pueden recordar experiencias negativas o traumáticas y establecer relaciones con personas o cosas que deriven en neurosis y fobias.
El habla
Sobradamente conocida es la capacidad que tiene el loro gris africano para imitar la voz humana y todos los sonidos que nos podemos encontrar en el día a día de nuestros hogares. Esta habilidad, sumada a los buenos resultados de reproducción  en cautividad desde hace más de un siglo, ha convertido a nuestro emplumado amigo en un animal de compañía muy querido.
El momento en el que empiezan a imitar sonidos es variable y depende de las características de cada ejemplar y su entorno. Lo que sí es cierto, es que una vez iniciado el proceso de imitación, este es imparable y lo desarrollaran y potenciaran a lo largo de su vida. Algunos individuos pueden comenzar a decir palabras desde los 3 meses y en otros, este tiempo se alarga hasta los 18 meses.
Aquellos loros que han sido criados manualmente, que establecen vínculos muy tempranos con una persona o reciben una estimulación precoz (métodos para la enseñanza del habla) suelen comenzar a emitir palabras a edades más tempranas.
Morfología
No presenta dimorfismo sexual. La realización de una endoscopia por parte de un veterinario o pruebas de laboratorio para determinar el ADN, mediante muestras de sangre o plumas, nos permitirá saber a ciencia cierta el sexo del ave. El macho es más robusto y pesado (530-580 gr.), lo cual se evidencia en una cabeza más cuadrada y un pico de mayor proporción en comparación con las hembras (460-500 gr.). El color gris es predominante en su plumaje, con un ondeado más claro en forma de escamas. Las plumas de la cabeza y rabadilla son de un color más claro, al contrario que las plumas del dorso, pecho y abdomen, de un gris más oscuro. Por el contrario, la cola muestra un color rojo intenso. En los individuos jóvenes, el iris presenta un color muy oscuro, tomando colores más claros hasta llegar al amarillo intenso, característico de los ejemplares adultos.
loro adulto
Ejemplar adulto de loro gris africano
Necesidades y alojamiento
Por norma general, entre más amplio sea el espacio destinado a nuestra mascota, mejor, y en este caso el loro gris no es una excepción. La longitud mínima de una jaula destinada a mantener un ave, debería ser de al menos dos veces la longitud de la envergadura alar (el ave debe poder extender completamente sus alas). Entendemos como envergadura alar, a la medida que va desde el extremo de un ala a la otra. En el caso del loro gris, las medidas mínimas para su jaula serían de:
alojamiento loro
Requisitos mínimos de alojamiento para un loro gris
Se prefieren las jaulas cuadradas o rectangulares frente a las redondeadas. Los posaderos deben de ser de un diámetro adecuado para permitir ejercitar sus patas. Existen muchas formas en el mercado, si bien ramas de frutales, además de cumplir esa función, pueden servir para que las puedan roer. La jaula deber ser de fácil limpieza y con una puerta lo bastante ancha para que el loro pueda entrar y salir con facilidad.
Cada vez es más frecuente encontrarnos con psitácidas que han sido criadas desde pequeñas por sus dueños. Este tipo de aves, por lo general, suelen disfrutar de vuelo libre dentro de los hogares. En este caso, el uso de la jaula va destinado a confinar al ave durante la noche o cuando su propietario se ausenta.
En el caso de necesitar realizar desplazamientos cortos con nuestra ave, podemos utilizar un transportín. Para evitar que la mascota resbale y se golpee, utilizaríamos una rejilla o moqueta en el fondo del mismo. Si queremos hacer sentir más seguro al animal durante el transporte, una buena opción, es colocar un percha o posadero bien sujeto dentro del transportín.
El enriquecimiento ambiental es un parte muy importante para el buen mantenimiento de estos animales. En muchas ocasiones, un ambiente falto de estímulos repercute en la salud mental de nuestro loro gris, pudiendo derivar en enfermedades como el “picaje” (arrancamiento de plumas). El interactuar con el animal en la medida de lo posible, cambiar periódicamente los juguetes de la jaula, y dar una dieta variada y de calidad, puede evitar en gran medida la aparición de estas alteraciones. La esperanza de vida de estos animales es bastante larga, oscilando entre los 40 y 50 años.
Como en la mayoría de las aves, se debe evitar exponerlos a corrientes de aire, ambientes polvorientos y humo de tabaco, para evitar enfermedades respiratorias.
Nutrición
Una mala alimentación y un manejo inadecuado suelen ser los factores predisponentes a enfermedades en el loro gris. Por este motivo, la dieta debe ser de calidad y equilibrada. A grandes rasgos, existen dos tipos de dietas para cubrir sus necesidades:
  1. Dieta basada en semillas para loros y complementada con fruta, verdura fresca y suplementos de vitaminas y minerales. Debemos tener en consideración que el loro gris, al igual que ocurre con otras psitácidas, puede seleccionar un tipo de semillas para comer (generalmente las más grasas) y dejar el resto de semillas sin consumir. Este comportamiento repetido en el tiempo, terminará con un desequilibrio en su dieta que afectará negativamente a su salud. Si optamos por este tipo de dietas, debemos suministrar mezclas de semillas preparadas especialmente para loros y evitar las mezclas “universales”.
  2. Dieta con pienso para loros grises como base y complementada con frutas, verduras frescas y mezcla de semillas. En la naturaleza, el loro gris usa con mucha frecuencia su pico para abrir semillas. Al utilizar una dieta con pienso, debemos asegurarnos de ofrecer métodos para facilitar que el loro utilice su pico. En este sentido, los juguetes destinados a loros o simples ramas de frutales pueden servir para que las picoteen y les quiten la corteza.  Una vez que las ramas no tengan su corteza o los juguetes estén deteriorados, nos dispondremos a cambiarlos.
Los vegetales que podrían formar parte de su dieta serían los siguientes; plátano, pera, kiwi, cítricos, melón, calabaza, zanahoria, apio, pepino, brócoli, legumbres tiernas, cebolla…
loro comiendo
Loro gris africano comiendo
El loro enfermo
El loro gris es un animal fuerte y robusto que, por lo general, si le ofrecemos unas condiciones óptimas de manejo, no suele enfermar con facilidad. Estas condiciones óptimas de manejo o cuidado, se consiguen cuando aseguramos que el animal goza de una alimentación adecuada, unas instalaciones acordes con las necesidades de la especie, higiene y limpieza correctas, y enriquecimiento ambiental.
No  obstante, como cualquier otro ser vivo, el yaco puede enfermar, y como suele ocurrir con otras aves, la detección temprana de los signos de enfermedad no es fácil. Las aves por lo general, no suelen mostrar signos de enfermedad hasta que ésta está muy avanzada. Muchas de las aves son presas, por lo que mostrar signos de enfermedad en su hábitat natural, puede suponer el terminar como alimento de un depredador, o ser atacada por otros congéneres.
Debido a esta característica propia de las aves, el propietario debe saber identificar de manera precoz, cuándo algo no marcha bien en su animal. De este modo, podrá solicitar asistencia veterinaria antes de que el estado de salud de su mascota empeore.
Los principales signos que puede mostrar un loro enfermo son:
  • Alteración del plumaje: plumas con una disposición distinta a lo habitual, rotas, sucias, deformes, sin formar un manto uniforme. Todo esto da el aspecto de un plumaje enmarañado.
  • Secreciones oculares o inflamación alrededor del ojo.
  • Secreciones nasales.
  • Respiración dificultosa.
  • Deposiciones acuosas o cambios en la coloración de las mismas.
  • Disminución de la actividad, duermen más tiempo de lo habitual y esconden la cabeza debajo del ala en horas de luz.
  • En las aves uno de los signos más preocupantes en cuanto a la condición general de su salud se refiere, es el estado de la musculatura pectoral. Si cuando palpamos el pecho de nuestra mascota, muestra una forma muy angulosa (como de quilla), significa que ha perdido peso y su estado de salud es preocupante.
Consejos generales.
Para que su mascota goce de buena salud, preste especial atención a la nutrición, higiene del animal y enriquecimiento ambiental. Consulte bibliografía especializada sobre la especie y no dude en consultar a su veterinario especializado en animales exóticos, ante cualquier síntoma de enfermedad o comportamiento extraño.

Si necesitas conocer el estado de salud de tu mascota y recibir más información sobre su cuidado, no dudes en pedir cita con tu veterinario de referencia. Si todavía no tienes un veterinario, localiza con ayuda de nuestro buscador www.vetranking.com al veterinario más cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *